Botanas: No Hay Reglas, No Hay Limites, Hay Mucho Sabor

Hay muchas reglas a la hora de comer. Todos las conocemos: los codos fuera de la mesa, no hablar con la boca llena, colocarse la servilleta sobre las rodillas y la regla más glorificada, no comer entre comidas. Si bien algunas de estas incluyen modales básicos y necesarios para la buena higiene y la conversación (tomar sopa y hablar al mismo tiempo nunca es una buena idea), la última regla, una que se creía que era necesaria para el control del peso y para disfrutar la hora de comer, ha roto la barrera. Comer entre comidas es hoy en día la realidad, el 90 % de los consumidores botanean durante el día y el 7 % de estos consumidores dejan pasar todas las comidas y favorecen el botanear todo el día. Se denomina “botaneo moderno”, botanear es ahora más fluido, con menos reglas y estructura, lo que libera a los consumidores para comer cuándo y dónde lo deseen.

La Evolución de las Botanas

Entonces, ¿cómo sucedió? ¿Cómo se convirtió el botanear en un momento del día por sí mismo? Mayormente, por necesidad, debido al estilo de vida acelerada y el “lo necesito ahora”, las reglas que rodean nuestra cultura alimenticia han cambiado y los estándares tradicionales de los años cincuenta de desayunar, almorzar y cenar a la misma hora todos los días han quedado atrás.

Antes se anhelaban como un deleite, pero el botanear se ha convertido en el centro del estilo de vida saludable de los consumidores y el 62 % del botanear o snacking de hoy en día involucra algún tipo de objetivo de salud y bienestar. En lugar de las galletas rellenas de su niñez, los consumidores eligen alternativas frescas y saludables para sus opciones de botanas. Además, cada vez hay más alimentos con una gran cantidad de nutrientes en el pasillo de las botanas, como los alimentos germinados, cultivados y con un alto contenido de proteínas.

¿Qué eligen los consumidores para satisfacer sus necesidades diarias de botanas? Si bien la fruta es bienvenida casi en cualquier momento del día, el licuado de proteínas de media mañana no funcionaría a las 3:00 P.M., cuando la mayoría de los consumidores buscan algo un poco más salado y con más carbohidratos. De hecho, los carbohidratos son la base para la mayoría de las botanas del día. Las barras o los panes son las estrellas de la media mañana y las botanas saladas toman el control durante el resto del día. Por supuesto, los dulces tienen su lugar, ya que los consumidores ocasionalmente desean indulgencia y confort al final del día.

Las Múltiples Caras de lo Fresco

Mencionamos anteriormente que los consumidores están interesados en lo “fresco”. Lo interesante es el amplio conjunto de atributos que los consumidores asocian con la palabra “fresco”. Según el Hartman Group, los símbolos centrales de lo fresco incluyen los siguientes:

• Ausencia de puntos negativas: sin grasas trans, sin aceites hidrogenados, sin jarabe de maíz de alta fructosa, sin productos químicos, no transgénico.
• Presencia de puntos positivos: orgánico, local, estacional.
• Lista corta de ingredientes: ≤ 5 ingredientes.
• Perecedero o de corta vida útil: refrigerado, fecha de vencimiento.
• Método de elaboración conocido: “algo que puedo hacer en casa,” artesanal o tradicional.
• Empaque mínimo: materiales reciclables, gráficos simples.
• De alguna manera exclusivo: disponible en almacenes especializados, consejos de gastrónomos y amantes de la comida.

Pero más vale que el sabor sea mejor que simplemente bueno

¿Saludable? Requerido. Pero enfrentémoslo, una buena botana debe tener un sabor mejor que simplemente bueno y debe tentar a los consumidores con sabores brillantes y audaces. Los consumidores desean sabores que provengan de una variedad de fuentes. Ya sea que los hayan probado durante sus viajes o los hayan descubierto en sus vecindarios, los sabores que algunas veces proporcionan un reconocimiento alegre a las experiencias globales o a lo hiperlocal resulta atractivo para los consumidores. Los fabricantes están logrando esto al utilizar las cosas familiares favoritas, como los palitos de queso o las botanas saladas y les agregan sabores ahumados o especias únicas para satisfacer la necesidad de los consumidores por los sabores exóticos y locales. Y ya sea de la generación del nuevo milenio o de los “baby boomers”, a los consumidores conocedores les importan los alimentos estacionales y locales con sabores distintivos.

Orgullo de las Botanas

Los desarrolladores de productos y los consumidores pueden celebrar el cambio en el botanear. Los consumidores ya no deben esconderse para comer ese taco de aguacate y champiñones que sobró en la cocina a primera hora de la mañana, ni deben inclinar la cabeza en señal de vergüenza por ese medio sándwich de pavo en pan de 9 cereales a medianoche. Y para los desarrolladores de productos, significa más creatividad sobre la mesa. Con la obsesión de los consumidores por las botanas y el cambio que se produjo al poder consumirlas todo el día, las opciones son ilimitadas. El botanear está aquí para quedarse. Que comience el juego.

Fuente Consumidor de Botanas: Revisión de conocimiento y síntesis, The Hartman Group


Topics: Botanas y Panadería

Related