La Demanda de Alimentos con Bajo Contenido de Azúcar, Sodio y Más: Un Panorama de la Indulgencia Sana

Las tendencias de consumo cambian constantemente y la capacidad de satisfacerlas requiere de flexibilidad y proactividad. El ejemplo más claro son los alimentos y bebidas saludables, como los alimentos con bajo contenido de azúcar, con los que los clientes son cada vez más exigentes. No siempre es fácil mantener el perfil del sabor y mouthfeel pese a la ausencia de azúcar, sal y grasas. Sin embargo, los sabores lácteos de Edlong pueden jugar un papel importante en reducir la brecha entre lo saludable y lo delicioso.

Indulgencia Permitida

Una encuesta reciente de Gallup informó que el 51 % de los adultos intenta evitar activamente el azúcar en sus dietas, mientras que el 50 % evita las grasas y el 42 % evita la sal. En cambio, los consumidores buscan lo que llamamos “indulgencia permitida”: comidas con sabores indulgentes, pero que los consumidores tienen “permitido” comer como parte de un estilo de vida saludable y equilibrado.

Los sabores lácteos de Edlong están reinventando el sabor de los lácteos al permitirle a los fabricantes de alimentos obtener perfiles de sabor con fórmulas más saludables, incluyendo fórmulas libres de lácteos, sin reducir su indulgencia. Nuestros sabores mejoran la cremosidad y exquisitez, y aumentan la percepción de dulzor en los alimentos con menos azúcar agregada, y ocultan los sabores residuales que son comunes en los productos veganos. Gracias a su catálogo de más de 250 sabores libre de lácteos y veganos, Edlong le ofrece a los desarrolladores de alimentos lo mejor de ambos mundos: comidas y bebidas que son deliciosas y saludables para ti.

De acuerdo con el informe de Salud y Bienestar 2017 de Hartman Group, es más probable que los consumidores que evitan un ingrediente “prohibido” eviten otros. Así es que si evitan las grasas, evitan también el azúcar o la sal. La capacidad de ayudarle a los consumidores a disfrutar de experiencias culinarias auténticas “sin culpa” no sólo puede incrementar las ventas, sino que aumenta la lealtad de los consumidores, dado que estos aprenden a confiar en las marcas que combinan un gran sabor con un perfil nutricional superior.

Tendencias en Alimentos con Bajo Contenido de Azúcar

El azúcar, especialmente la azúcar refinada, es el nuevo villano nutricional. Las empresas han respondido lanzando alimentos con bajo contenido de azúcar, o alimentos sin azúcar, los cuales aumentaron en 19.20 % entre 2015 y 2017 según la Base de Datos Global de Nuevos Productos de Mintel. Como Mintel reporta en su informe Nutrición, Salud y Bienestar 2018, “El azúcar está bajo escrutinio ya que los departamentos de salud toman medidas drásticas contra el consumo de azúcar y le advierten a los consumidores sobre los riesgos de una dieta alta en azúcares, como la obesidad y la diabetes. Los consumidores buscan formas de reducir la cantidad de azúcar en sus dietas pero están en una encrucijada entre la salud y el sabor”.

El uso de sabores lácteos puede ayudar a mejorar el sabor de los productos saludables con menos azúcar agregada. Por ejemplo, los sabores Edlong® Sweet Spot se basan en los productos lácteos endulzados naturalmente y mejoran la percepción de dulzor y el mouthfeel de los productos, mientras que mejoran la exquisitez y la indulgencia.

Tendencias en Alimentos con Bajo Contenido de Grasas

La reducción del consumo de grasas difícilmente se puede considerar una tendencia. Pero aunque muchos perciben las grasas como el “villano” de la pirámide alimenticia, el bajo contenido de grasas ya no es tan importante para los consumidores como lo fue, siempre y cuando sean “grasas buenas” (como las del aceite de oliva) y no “grasas malas” (como las grasas trans). Según el informe Salud y Bienestar 2017 de Hartman Group, “Muchos consumidores están tratando de aumentar el consumo de grasas saludables en sus dietas con alimentos como el pescado, el aceite de oliva, el aceite de coco, el aguacate y las nueces”. Esta modificación de tendencia se refleja en los lanzamientos de nuevos productos. Los productos que aseguran tener menos grasas o no tener grasas han disminuido 8.49 % entre 2015 y 2017 (aunque representaron 7.30 % de todos los lanzamientos de productos en ese período según la Base de Datos Global de Nuevos Productos de Mintel).

Desafortunadamente, muchas fuentes de “grasas más saludables” les dan toques desagradables a los alimentos o tienen otros efectos negativos sobre sus perfiles de sabor. Los sabores lácteos de Edlong pueden ayudar a ocultar estos sabores residuales, brindarle las características de los lácteos y agregarle un equilibrio a la experiencia de sabor. Esto les permite a los consumidores disfrutar de estas fuentes de grasas preferenciales sin sacrificar el sabor que esperan.

Tendencias en Alimentos con Bajo Contenido de Sodio

Por naturaleza, los bocadillos salados estimulan la sensación de indulgencia y de agrado. Son deliciosos, pueden llevarse a dónde sea y fácil de encontrar en cualquier lugar. También es común agregar sal a las fórmulas con bajo contenido de grasas para recuperar parte del sabor que se pierde al reducir el contenido graso.

Pero mientras que los alimentos con bajo contenido de azúcar encabezan la lista, y los alimentos con bajo contenido de grasas todavía dominan gran parte del mercado, los alimentos sin sal o con poca sal se tornan cada vez más populares. Mientras que la necesidad de reducir el sodio en una dieta aumenta con la edad del consumidor, casi la mitad (47 %) de los millennials evitan el sodio. Este porcentaje aumenta a 57 % en la Generación X y a 66 % en los Baby Boomers (datos del informe Salud y Bienestar 2017 de Hartman Group). Este enfoque ha tenido un impacto particularmente importante en ciertas categorías de alimentos. Por ejemplo, las ventas de sopas enlatadas han disminuido en 1.2 % TCAC (tasa de crecimiento anual compuesto) a lo largo de los últimos 5 años (Euromonitor, consultado en Octubre de 2018, Hartman Analysis).

“Una de las maneras más exitosas de aumentar la demanda del consumidor por los productos reducidos en sodio es incluyendo sabores lácteos naturales, o sabores no lácteos con perfiles de sabor lácteo”, explica Beth Warren, Directora Comercial de Edlong. «Los sabores intensos del Cheddar, el Parmesano e incluso el Queso Azul, pueden usarse para agregar un toque salado (umami) y sabroso que los productos bajos en sodio tienden a perder”.

Seguir las Tendencias, Mantener la Autenticidad

El seguir las tendencias le ayuda a los alimentos y las bebidas mantener su lugar en las listas de compras. Por suerte, los sabores de Edlong reinventan el sabor de los lácteos para crear las experiencias culinarias indulgentes que buscan los clientes y asegurarse de que los sigan prefiriendo, incluso al tratarse de alimentos libre de lácteos o alimentos con bajo contenido de azúcar, grasas o sodio.


Topics: Botanas y PanaderíaDairy- Free/ Sin LácteosEnmascarantes y MouthfeelReducciones SaludablesSweet SpotVegano
Resource Type: DairyConnect

Related