Menu

Los 5 mitos y conceptos erróneos más grandes sobre una dieta basada en plantas

Mayo 14, 2019

Con más de la mitad de todos los consumidores estadounidenses consumiendo más alimentos y bebidas de origen vegetal, las dietas de origen vegetal están aquí para quedarse. Pero todavía hay mucho espacio para crecer. Si sus consumidores están poniendo obstáculos para subirse a bordo del carro de la dieta basada en plantas, es probable que hayan escuchado algunos, o tal vez todos, de los mitos más grandes y conceptos erróneos acerca de una dieta basada en plantas. Con más de 250 sabores libre de lácteos, los sabores de Edlong pueden jugar un papel importante en disipar esos mitos, mejorar los perfiles de sabor y al mismo tiempo impartir riqueza en aplicaciones saludables. Comparta estas verdades con los consumidores que pueden dudar en unirse al cambio dietético mundial:

Mito 1: “Tendré que renunciar a comidas y bocadillos deliciosos”.

El sector de alimentos de origen vegetal creció un 20% en las ventas minoristas, en comparación con un crecimiento del 2% para el resto de los alimentos (según la Asociación de Alimentos a Base de Plantas). Pero el sabor todavía se menciona como la razón principal por la que los adultos estadounidenses que comen proteínas de origen vegetal lo hacen (52%), lo que supera las preocupaciones sobre la dieta, la protección de los animales e incluso la salud. Muchos desarrolladores de productos están a la altura del reto. Una cuarta parte de los estadounidenses de 25 a 34 años ahora dicen ser veganos o vegetarianos, razón por la cual The Economist ha nombrado el 2019, “El año del vegano”.

En respuesta a la demanda, las opciones de vegetales y frutas continúan aumentando, al igual que las variedades de frijoles, nueces, semillas, legumbres, pastas, fideos, arroz, cereales, granos, especias y hierbas. Ahora también es más fácil encontrar alimentos indulgentes que sean saludables (better for you). Según Jaime Athos, Presidente y CEO de la empresa Tofurky, son las alternativas de alta calidad las que están impulsando la categoría. “La calidad y la amplia disponibilidad de alimentos basados en plantas realmente ha sido el punto de inflexión”, dice. “Los consumidores nos están mostrando que si se les presenta la opción de elegir alimentos de origen vegetal más sanos y producidos de forma más ética sin sacrificar el sabor, saltarán a ello”.

Mito 2: “Una dieta basada en plantas es demasiado cara”.

Una dieta basada en plantas incorpora muchos frijoles, legumbres y granos enteros, los cuales cuestan menos que la carne o el pescado. Muchos de estos alimentos están llenos de proteínas, vitaminas y minerales, lo que significa que algunos consumidores pueden ahorrar incluso más dinero al reducir sus suplementos vitamínicos. Los consumidores inteligentes también pueden ahorrar comprando frutas y verduras que están en temporada y del mercado de un granjero local. La compra de algunos artículos a granel (como cereales, legumbres o incluso frutas congeladas) también puede reducir las facturas generales de la compra.

Mito # 3: “No obtendré suficiente proteína en mi dieta”.

Comer suficiente proteína no es tan difícil como la mayoría de la gente piensa, porque la mayoría de los consumidores estadounidenses consumen demasiada cantidad. La cantidad diaria recomendada (RDA) de proteínas para la mayoría de las personas es de 0.8 gramos de proteína por kilogramo de peso corporal saludable. Esto sólo debe representar aproximadamente el 10% de la dieta diaria de alguien (el consumidor estadounidense promedio, sin embargo, obtiene el 16% de sus calorías diarias de proteínas). La mayoría de los consumidores pueden obtener suficiente proteína al comer frijoles, granos integrales, tofu, lentejas, nueces, semillas y alimentos integrales; todos están llenos de proteínas y, sin embargo, son compatibles con una dieta 100% vegetal.

Mito 4: “Una dieta a base de plantas consume demasiado tiempo”.

Comer alimentos enteros, a base de plantas, puede llevar más tiempo que cocinar en  el horno de microondas una comida congelada, pero hay muchos alimentos enteros, alimentos congelados disponibles. Los sabores Edlong son una manera excepcional y fácil de garantizar que los alimentos listos para comer estén llenos del sabor auténtico que los consumidores esperan.

Sin embargo, preparar comidas frescas y saludables no tiene que significar horas en la cocina. Las verduras como el brócoli y la calabaza se pueden cocinar al vapor en minutos, y las ensaladas se pueden cortar, voltear, lanzar al tazón y consumir rápidamente. Muchos consumidores crean un menú semanal y apilan su congelador con alimentos que pueden comer durante toda la semana, lo que significa que una dieta basada en plantas no requiere más tiempo, sólo una mejor planificación.

Mito 5: “Una dieta basada en plantas significa que tendré hambre todo el tiempo”.

Los alimentos integrales a base de plantas a menudo están llenos de fibra, y la fibra llena su estómago y estabiliza sus niveles de azúcar en la sangre para prevenir los antojos. Las legumbres en particular están compuestas de proteínas que satisfacen el hambre y tienen niveles excepcionalmente altos de fibra y almidón que no son degradados por el sistema digestivo.

Las dietas basadas en plantas están aquí para quedarse: No hay Mito

Los números hablan por sí solos: casi dos tercios (65%) de los consumidores en todo el mundo están comiendo más alimentos de origen vegetal. Las objeciones a una dieta basada en plantas están disminuyendo, a medida que más y más consumidores están mejor educados. A medida que la educación continua, los mitos de la dieta basada en plantas serán reemplazados por verdades de la dieta basada en plantas. Los sabores de Edlong, en particular, pueden ayudar a brindar el verdadero impacto de la indulgencia culinaria en aplicaciones basadas en vegetales y veganas, demostrando que las plantas y lo delicioso no son exclusivos entre sí.